domingo, 18 de septiembre de 2011

Boca dejó sin ‘nada’ a Lanús, le ganó 2-1 y es el único puntero del Apertura

FUTBOL ARGENTINO-El partido importante, finalmente lo ganó Boca. Con goles de Viatri y Erviti, Boca ganó 2-1 en el Sur y es el único puntero del Apertura con 17 puntos, uno más que Rafaela. Lanús empató transitoriamente con un gol en contra de Insaurralde, pero quedó demostrado que el partido le pesó más de la cuenta.

El partido desde el comienzo fue equilibrado, muy trabajado aunque con el correr de los minutos Boca fue justificando la superioridad. El primer tiempo fue más parejo y la diferencia radicó en que Boca sacó provecho de una única jugada tras un córner y le pasó la factura a Lanús. Gracias al oportunismo de Lucas Viatri a los 5’ Boca pasó a ganar el partido y a complicar la existencia de Lanús desde el comienzo mismo.

A partir de ese momento, Lanús asumió los riesgos del partido por necesidad y la obligación de tener que hacerlo lo ‘taró’. Después Boca lo esperó bien y mantuvo siempre el orden defensivo. Fue muy inteligente el trabajo de los medios porque hicieron bien los relevos cada vez que fueron necesarios y por eso la defensa mantuvo la tranquilidad en líneas generales.

A Lanús se le presentó un problema. Le pesó el partido. Mario Regueiro nunca le pudo ganar el duelo personal a Roncaglia por su sector, lo mismo pasó con Diego Valeri cada vez que intentó algo y Pizarro estuvo lejos de su nivel. Al igual que Silvio Romero.

Lanús tuvo la pelota durante la mayoría de la primera mitad pero no supo como aprovecharla. Hasta el punto que fue Boca quien tuvo su segunda oportunidad clara en una jugada bien urdida entre Riquelme y Mouche, reemplazante de Cvitanich a los 7’ de comenzado el partido. Parece que el ex delantero del Ajax terminó desgarrado. Una baja sensible para Boca.

Boca no tuvo tanto la pelota en su poder pero se mostró más peligroso y más práctico que el ‘atontado’ Lanús. La primera parte se consumió de este modo con una ventaja a favor de Boca que pareció un tanto exagerada, aunque sí uno se pusiese a escarbar encontraría que fue justa.

Pero en el arranque del segundo tiempo, Lanús pagó con la misma moneda y rápidamente anotó su gol a los 2’. El equipo local contó con la complicidad de Juan Insaurralde, quién terminó batiendo a su propio compañero Agustín Orion tras un centro complicado que metió desde la izquierda el lateral Balbi. A barajar y dar de nuevo. Lanús y Boca empatan 1-1 en el inicio del complemento.

Dio la impresión que Boca entró medio ‘dormido’. Una forma de decir, claro está. Lanús siguió asumiendo la iniciativa tras el empate y lo de Boca siguió siendo pasivo. Recién a los 10’ Boca pudo sacar la ‘colita’ de atrás y empezó a mirar de nuevo el arco defendido por Agustín Marchesín. Las acciones se equilibraron y el juego se armó de nuevo en la mitad de la cancha.

Pero a los 16’, Walter Erviti puso el 2-1 con un cabezazo inesperado y poco común. Esto lo decimos por el autor de la mencionada conquista, ya que no se destaca en celebrar goles de este modo. Cuando el partido se equilibró, fue Boca el que sacó de nuevo ventajas en el marcador. Pocas ocasiones pero mucha efectividad, fue lo que demostró Boca hasta el gol de Erviti.

Tras la conquista, algo normal. Boca retrasó sus líneas porque Lanús lo fue llevando de a poco pero daba la impresión que si Boca no fallaba iba a tener el triunfo controlado. El empate fue de ese modo. Si no se equivocaba Boca no daba la impresión que Lanús lo hiciera por sí sólo. Lanús no mostró contundencia en sus ataques y Boca tuvo que ver con eso.

A los 28’, Viatri casi vuelve a marcar luego de una doble falla de marcaje de la defensa de Lanús. A esta altura el equipo del Sur no daba respuestas y Boca la pasaba muy tranquilo, cuando debía ser todo lo contrario a esta altura del juego y con este resultado.

Si el equipo de Julio Facioni se decidía, hubiera podido más. Pero lo reguló. Asímismo, Boca tuvo un par de chances más con añgún cabezazo de Insaurralde en pelota parada y con un derechazo desviado desde buena posición por parte de Diego Rivero. Un jugador que le rinde mucho al equipo puntero del campeonato.

También lo tuvo Mouche a los 40' con una jugada que elaboró muy bien junto a Riquelme. Boca era más aplomado que Lanús y lo demostró en los minutos finales. Finalmente, nada cambió y Boca se quedó con un triunfo muy importante y que justificó por demás. El caso de Lanús, lo contrario. Al conjunto de Gabriel Schurrer le pesó la circunstancia y estuvo lejos de hacer un buen partido.
Fuente/urgente24.info

Pasion Deportiva

0 comentarios:

Publicar un comentario